14 Jun Ahorra dinero con un buen mantenimiento preventivo de tu vehículo

En el mundo de la automoción hay varios tipos de mantenimiento, dependiendo del control que el propietario del vehículo ejerza sobre la vida útil de su utilitario. Por ejemplo, un mantenimiento correctivo se lleva a cabo cuando alguno de los componentes del vehículo se ha averiado y hay que repararlo o reemplazarlo.

Hoy te queremos hablar del mantenimiento preventivo, que es el que se realiza cuando se revisa el funcionamiento de los componentes del vehículo siguiendo las instrucciones del libro de mantenimiento del fabricante.

¿Por qué es importante realizar el mantenimiento preventivo de un vehículo?

 

Por si aún no ves claros los beneficios de realizar un correcto mantenimiento preventivo de tu vehículo, te vamos a citar dos:

  1. La reducción de averías: al tener un seguimiento de cada elemento, se reduce significativamente las averías producidas por desgaste. Esto supone, además de un ahorro económico a largo plazo, un ahorro muy importante en disgustos. ¿O alguna vez conociste a alguien a quien se le averió el coche “en un buen momento”?
  2. La prolongación de la vida del coche: cuando adquiriste el vehículo, con tanta ilusión, lo hiciste con unas prestaciones que se pueden conservar a lo largo del tiempo si se pone el interés suficiente. Esto ayuda a que el coche viva más años y por tanto a no tener que hacer frente a la inversión en un nuevo vehículo en mucho tiempo.

 

RECUERDA CADA REVISIÓN CON NUESTRO “CAR-DIOGRAMA”.

PUEDES DESCARGARLO AHORA COMPLETAMENTE GRATIS AQUI.

 

Una vez dicho esto, vamos a orientarte un poco sobre qué elementos debes tener en cuenta para su revisión periódica:

  • 1._ Neumáticos: las marcas de desgaste no son el único indicador de que hay que cambiar los neumáticos. Es importante recordar que tienen fecha de caducidad, así como que están muy expuestos a bruscos cambios de temperatura y a pavimentos muy diversos, lo cual puede afectar a su resistencia. Aunque la calidad varía mucho según las marcas, es importante revisar los neumáticos una vez al año, sobre todo si tienen más de cuatro años o un kilometraje inferior a 14.000 km. Si tienen más kilometraje, es mejor visitar el taller cuanto antes.

 

  • 2._ Amortiguadores: los amortiguadores sufren especialmente en coches que acarrean mucho peso, que llevan remolque o que circulan por carreteras no asfaltadas. No olvides cuidar de ellos y recuerda que si tienen más de 100.000 km., su vida útil ya ha terminado.

 

  • 3._ Frenos: si bien las pastillas son los elementos más “populares”, es importante vigilar otros elementos fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema de frenado:
    1. Discos: unos discos con un grosor inferior al recomendado son una señal de alarma. El desgaste de estos elementos puede suponer tener que cambiar el juego entero de pastillas y discos.
    2. Líquido de frenos: debe estar limpio y permanecer por encima del nivel mínimo recomendado por el fabricante.

 

  • 4._ Lubricantes: el motor se beneficia muchísimo de unos lubricantes de buena calidad, porque minimizan el desgaste de las piezas del motor, canalizan las partículas desprendidas por su uso, ayudan a la refrigeración y evitan fugas en el circuito porque funcionan como sellantes. Este líquido aliado debe ser revisado cada 1.500 kilómetros, reponiéndolo cuando sea necesario para evitar sustos y disgustos.

 

  • 5._ Lunas: no deben tener impactos y mantener la correcta visibilidad, sobre todo la delantera. Para ello, es muy importante también mantenerlas limpias y tener las escobillas limpiaparabrisas en buenas condiciones, porque pueden llegar a dañar la superficie del cristal.

 

  • 6._ Faros: deben estar transparentes y sin humedades. La visibilidad de la iluminación exterior del vehículo es fundamental para evitar accidentes.

 

  • 7._ Sistema de airbag: los elementos que permiten que los airbags se hinchen durante un impacto deben ser revisados.

 

  • 8._ Batería: la vida útil de una batería suele estar entre los 2 y 3 años.

 

  • 9._ Filtros: se deben revisar al menos una vez al año y hay varios filtros en un vehículo que debes conocer:
    1. Filtro de aceite: se encarga de proteger al motor de las partículas metálicas que va arrastrando el lubricante con el uso. Es recomendable reponer el filtro cada vez que se cambie el lubricante.
    2. Filtro de aire: de nuevo, este filtro tiene como misión proteger al motor, pero en este caso de partículas abrasivas, lo cual mantiene las condiciones óptimas de la combustión y los niveles de consumo de combustible. Su reposición dependerá de las partículas a las que haya tenido que hacer frente (por ejemplo, en caminos sin asfaltar sufrirá más que en caminos asfaltados).
    3. Filtro de combustible: este filtro sirve también para cuidar del motor, pero su función varía de un vehículo de gasolina a uno diesel. En cualquier caso, es uno de los elementos que siempre debe revisarse cuando el vehículo pise el taller.
    4. Filtro de habitáculo: son aquellos filtros que se ocupan de garantizar el bienestar de los ocupantes del vehículo. Si detectas malos olores dentro del habitáculo o polvo, quizás haya llegado el momento de cambiarlo.

 

  • 10._ Correa de distribución: es una pieza fundamental para la sincronización de los cuatro tiempos del motor, la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape y la chispa de la bujía. Al ser un elemento tan difícil de diagnosticar, es recomendable seguir las instrucciones del fabricante sobre los plazos de su reposición.

 

  • 11._ Sistema de escape y catalizadores: previenen la emisión de partículas contaminantes al medio ambiente, pero también reducen el ruido de los gases al salir del motor. Su desgaste puede aumentar el peligro de incendio y provocar intoxicaciones y asfixias en lugares cerrados. Es recomendable revisarlos a partir de los 60.000 km.

 

Para que no te pierdas ni una de las revisiones necesarias para realizar un correcto mantenimiento preventivo de tu vehículo y que éste permanezca en un estado óptimo, visita tu taller mecánico de confianza. Y recuerda que puedes usar el car-diograma para anotar las próximas fechas de revisión.

 

 

¿CONOCES NUESTRA ÚLTIMA PROMOCIÓN PARA TU VEHÍCULO?

 

1Comentario
  • Talleres Periago | como cuidar la batería del coche
    Publicado a las 10:59h, 28 junio

    […] la batería a menudo: cuando lleves el coche al taller para realizar un mantenimiento preventivo, pide que te revisen la batería. All, con un amperímetro medirán la carga disponible; con un […]

Publique un comentario

Si continúa navegando, asumimos que acepta la política de cookies en esta página. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close